Antes de entregar en alquiler la casa de mis padres, una extraña fuerza me llevó a levantar una tapa de madera que recubría el piso del placard de su habitación. Allí estaban los discos que Juan Carlos, mi padre atesoraría. Habían sido grabados en mayo de 1952 y llevaban arrinconados casi 50 años (el papel que los cubría era una hoja de periódico del 68)…Otros los encontré en un viejo cassete que yo misma grabaría a mis 10 años en una sobremesa, allá por 1980…los invito a disfrutarlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s