A veces la vida me invita a callar, cuando lo inesperado acontece A veces pasa que no hay palabras que maticen ciertos momentos Necesito más palabras ¡Tendré que inventarlas! ¡No las encuentro! Palabras que definan lo que siento cuando sintonizamos Alguna que nombre la sensación indescriptible de aleteo en el estómago cuando me siento enamorada…

Recuerdo

Instantánea eternidad, fugaz reparo de canela de limón de miel y luna Tardecita, cascarilla y algarroba Calabaza compartida, mate amargo Palabritas abrigadas con silencios Inocencia hecha poema, incandescente Rincón secreto bautizado con mi nombre adornado de trapitos y oropeles   Instantánea eternidad, fugaz retorno

Repliegue al infinito

En el centro de mi región habitada lo sagrado se manifiesta Trazo un sendero con silencios celebrados por mis pasos en la hojarasca Repique de latidos acompasados con mi andar Geosofía esencial edificada de palabras reservadas cargadas de sentido   Música interior que me recorre y se expresa en danza

sobre la propia espacialidad

Tengo retazos de mundo, esos que mi percepción privilegió, entre otros tantos Todos son mágicos y  abrigan mi memoria Son mi geografía secreta Rincones donde retorno cada tanto para reencontrarme con mi nostalgia de ser

Espacios infantiles, hoy encogidos con el paso del tiempo y la suma de años en mi haber Afuera me miran a través de lentes gruesos empañados de neblinas y de lágrimas petrificadas A pesar de todo, aquí estoy sin vascilaciones ni miramientos juntando fuerzas siguiendo flashes pisando huellas imperceptibles dando lugar a los guiños del…

Morir siendo y para poder ser sujeta a nada, libre de todo Esfumándome antes que inmolándome Siendo motor antes que ancla Un simple recuerdo a una eterna carga