Se esconde el sol nuevamente
y nuevamente parece que voy a esfumarme
Con cada ocaso soy más conciente del olvido
del adiós, de la lejanía
Es una de esas tardes que desearía no estar a solas
Llueve
llovizna
Entonces me vuelvo, me ensimismo, me compenetro
para entender
para animarme a traspasar esa puerta
donde no te encontraré
Seguir mi camino sin vos
morir en este hoy para renacer mañana
Y ser otra en parte
Eligiendo siempre traspasar umbrales
a solas, queriendo aferrarme a aromas y recuerdos
que ya fueron
Qué dificil es partir
Despegar
Andar sin mirar atrás
Desarraigo, destierro, desierto, desolación
desilusión
Tus promesas se esfumarán para siempre
Tu voz se atenuará como la lluvia de esta tarde otoñal
Tu aroma se disipará
Desaparecerás
Morirás para mí
Ya no podré recrear tu imagen
Cuando pase el umbral
sólo me impulsará el mañana
porque la vida no espera
 
La última rosa de marzo se marchita en mi jardín

Un comentario en “Poesía de la desolación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s