Espacios infantiles, hoy encogidos con el paso del tiempo y la suma de años en mi haber

Afuera me miran a través de lentes gruesos

empañados de neblinas y de lágrimas petrificadas

A pesar de todo, aquí estoy

sin vascilaciones ni miramientos

juntando fuerzas

siguiendo flashes

pisando huellas imperceptibles

dando lugar a los guiños del infinito

Porque la VIDA es solo un instante existencial

un átomo del Universo

un solo aliento

y es mía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s