Por la culpa
Por norma, por acato
Por cautela
Por fantasmas despiadados
Por olvido de sí
Por sordera
Por cartón
Por almidón
Por clausura
Por costumbre

No encuentra cobijo
Ni humedades, ni temblores
Sus cenizas se dispersan en una nada irremediable

Un instante en la penumbra del olvido

Sandra Defrancesco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s