Asfixia

Hoy me desperté pesada. Es uno de esos días donde la ley de gravedad se agrava. Pesa el cuerpo, el alma, la palabra. Es denso el aire que respiro, la humedad del ambiente, tu palabra también me pesa. No hay sonrisa, ni aliento. Nada que aliviane la carga que llevo. Pesa, todo pesa: la propia…